9 abril, 2017

Sobre Nosotros

Mi nombre es Gabriela Peirano, mamá de Alejito, un guerrero que a los 5 años empezó a batallar contra la leucemia y después de tres años de pelearla viajo a jugar al arco iris. En su memoria creé “El Ejército de Alejito”, una Fundación sin fines de lucro que tiene por principal objetivo implementar acciones para concientizar y conseguir donantes de médula ósea.

La Fundación ofrece ayuda para todo aquel que deba realizarse un tratamiento, y busca mejorar la calidad de vida de los enfermos y sus familiares. Asimismo tiene el imperioso anhelo de obtener en Argentina el laboratorio de alta complejidad que tipifique las células madre y acorte el tiempo de demora entre que una persona se registra como donante y resulta inscripto en la lista del INCUCAI, lo cual en la actualidad se realiza fuera del país y llega a tardar de 6 a 12 meses, tiempo durante el que se pierden muchas vidas que podrían salvarse si nuestro país contara con un laboratorio de este tipo.

Sabemos que hay posibilidades reales de aportar a la transformación social y de la salud si somos capaces de multiplicar las voluntades individuales u organizadas que atienden dichas áreas. Todas las actividades que promovemos se enmarcan en un modelo de intervención pensado para impulsar la donación de médula, despertar la conciencia y hacer comprender que donar es dar vida.